COCO, Lee Unkrich & Adrian Molina, 2017

Coco, la nueva película de Pixar, inspirada en la fiesta mexicana del Día de los Muertos.  He de reconoces que quizás vaya con más ilusión que mis hijos a ver una película de Pixar, pues para mi cada año que pasa se van superando, y con esta película lo vuelven a demostrar. Quizás la película que menos me guste de Pixar sean Los Increibles.
Desde que vi Toy Story he preferido más las películas de Pixar que las de Disney por los personajes que suelen protagonizar las historias, sobretodo porque no hay ninguna princesita… si, ya sé que Mérida es una princesa Pixar (afortunadamente), pero no es una princesa al estilo de Blancanieves o Cenicienta, (ella puede con todo y no hay príncipe que la salve).


Como siempre nos deleitan con un nuevo corto, aunque en este caso (y a nuestro pesar) es de Disney y nuevamente volvemos a tener Frozen en la pantalla, se echan de menos cortos como el de Lava o Inner Workings los cuales nos hicieron disfrutar con sus historias y canciones.
Las películas de Pixar son las únicas que me emocionan de verdad, porque tienen ese toque cómico, aventurero y dramático, con el cual siempre nos hacen escapar alguna lagrimilla, (conmigo pasa). La animación me parece espectacular, un deleite visual para el espectador y aunque he ido con mis hijos y la sala ha estado llena en su mayoría de niños no he perdido detalle en toda la película.
Pixar, una vez más lo vuelve a conseguir, la historia está bien llevada desde el principio hasta el final, sin decrecer en ningún momento, primero nos presentan a los protagonistas principales y luego el desarrollo de la película con sus toque de comedia, aventura y drama. Y con un colorido espectacular.

La historia se centra en Miguel, un niño al que le apasiona la música, pese a que su familia tiene una larga y estricta restricción hacia la música por razones que veremos en la película en su comienzo. Aparte de Miguel tenemos a su sobreprotectora abuela, a su bisabuela Coco (en verdad, la verdadera protagonista de esta película… ya sabréis por qué) y a sus padres. Miguel en una discusión con su familia huye hacia un concurso de talentos y buscando una guitarra entra en el mausoleo de Ernesto de la Cruz un popular cantante del cual es ídolo Miguel, roba la guitarra y al tocarla es transportado al mundo de los muertos donde se encuentra con sus familiares fallecidos los cuales lo tienen que ayudar para volver al mundo de los vivos, lo cual no resulta fácil, a partir de aquí conocerá a muchos más personajes de los cuales me reservo hablar para los que me leáis disfrutéis al máximo de la película…

Me ha gustado que el doblaje en español haya sido en que se habla en México, pues no habría tenido sentido verla en nuestro español ya que se desarrolla en dicha ciudad. He disfrutado también con la música de Michael Giacchino que también nos deleitó los oídos con las bandas sonoras de Ratatouille, Up o Del revés. La música acompaña muy bien a la película, nos transportan a México y por su puesto oiremos varias canciones interpretadas por sus protagonistas.
Película muy recomendable, los enanos disfrutarán mucho y los que no somos ya tan enanos disfrutaremos aún más que ellos.

Sobre Fernando Vega 2 Artículos
Técnico en realización de audiovisuales y espectáculos, fotógrafo, editor, guionista, cámara, actor. Reportero de bodas, bautizos y comuniones. De Sevilla.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario