Spider-man: Homecoming (Jon Watts, 2017)

Posiblemente la entrega cinematográfica más esperada del hombre arácnido hasta la fecha (siendo esta la tercera adaptación) y todo por el mero hecho de ser bajo la tutela de Marvel Studios. ¿Será este el spidey definitivo?

Spider-man: Homecoming

Este personaje de Spider-man apareció por primera vez en Capitán América: Civil War combatiendo con Iron Man, Viuda Negra, Pantera Negra, Visión, … y en contra de Capitán América, Ojo de Halcón, Ant-Man, … Por lo que la vuelta a la rutina escolar en Spider-man: Homecoming le parece insuficiente. Peter Parker ansía ser llamado para estar de nuevo junto a Los Vengadores pero mientras ocurre o no, trata de lidiar las clases con hacer de su barrio un lugar mejor. De pronto unas nuevas armas muy destructivas están apareciendo y Spider-man está tras el responsable de la fabricación de estas para intentar detenerlo.

Spider-man: Homecoming tiene ciertas particularidades respecto a las otras adaptaciones, no hay un origen, rompe con la clásica estructura de película de superheroes pero por otra parte exige ciertos conocimientos al espectador. Algo en lo que no estoy de acuerdo. Prepárate para perderte muchas referencias de la trama si no estás, no solo familiarizado con el personaje, sino si no has visto las anteriores películas de Marvel Studios, es decir desde Iron Man (Jon Favreau, 2008), pasando por The incredible Hulk (Louis Leterrier, 2008), Iron Man 2 (Jon Favreau, 2010), Thor (Kenneth Branagh, 2011), Capitán América: El primer vengador (Joe Johnston, 2011), Los vengadores (Joss Whedon, 2012), Iron Man 3 (Shane Black, 2013), Thor: El Mundo Oscuro (Alan Taylor, 2013), Capitán América: El soldado de invierno (Anthony & Joe Russo, 2014), Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014), Vengadores: La era de Ultrón (Joss Whedon, 2015), Ant-Man (Peyton Reed, 2015), Capitán América: Civil War (Anthony & Joe Russo, 2016), Doctor Strange (Scott Derrickson, 2016) y Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (James Gunn, 2017)… que bueno, que hay algunas que no son imprescindibles para “entender” la película pero vamos, esto es una serie exigente y difícil de seguir.

Al margen de esto, y ateniéndose a las consecuencias de quedarte con cara de estar perdido por no pillar todas las posibles referencias, Spider-man: Homecoming cuenta con un gran Peter Parker (Tom Holland), un ambiente escolar que no solo se limita a la chica que le gusta (Laura Harrier), también tiene importancia su mejor amigo (Jacob Batalon) y sus compañeros de clase, después el metraje tiene ritmo, las aventuras son ligeramente diferentes a las previsibles y cuenta con un antagonista fantástico, interpretado por Michael Keaton, que no es simplemente un malo para luchar contra el héroe, de hecho Spidey no goza todavía de gran fama, y el odio o miedo hacia el trepamuros va creciendo durante la película.

Otro apunte, el personaje sigue siendo interesante a pesar de ser el segundo reboot y la sexta película de “sus inicios”; el éxito es debido a la evolución de los efectos especiales a los que Spidey está muy vinculado, porque recordemos que han pasado quince años desde el Spider-Man de Sam Raimi (estrenado en 2002).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Spider-man: Homecoming
Spider-man: Homecoming
Peter Parker comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía. Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark, Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado.
Director: Jon Watts
Guión: John Francis, Daley, Jonathan Goldstein, Christopher Ford, Chris McKenna, Jon Watts, Erik Sommers
Reparto:Tom Holland, Robert Downey Jr, Michael Keaton

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario